Horacio L. Zamudio/Noticias y Análisis
El prianismo tiene rabia
Esperaba reacciones por parte del prianismo, sobre todo del panismo en torno a la entrada en operaciones del aeropuerto internacional Felipe Ángeles, pero lo cierto es que me quedé corto por las torpezas de aquellos que no aciertan a reconocer una gran obra como es la citada terminal aérea.
Desde que empezó a construirse surgieron los ataques furibundos: que tiene un cerro al final de las tres pistas, que el edificio de la torre de control está inclinado, que el tiempo de recorrido desde el centro de la ciudad de México al aeropuerto será de al menos tres horas y muchos señalamientos más. Al final encontramos que ese cerro al final de las pistas no existe, que la torre está perfecta, no inclinada y que el tiempo de recorrido desde el centro de la ciudad es de sólo 35 minutos.
Y hay más: inaugurado el moderno aeropuerto los ataques son ahora porque no tiene restaurantes ni bares y porque se ven por ahí algunos vendedores ambulantes que ofrecen estampitas y fritangas. Lo cierto es que durante la ceremonia de inauguración una persona ofrecía a la venta estampas con la imagen del aeropuerto y aparte una señora elaboraba y vendía fritangas, las que, cabe advertir, tuvieron mucha demanda. Los restaurantes y demás llegarán poco a poco, eso sí, como ha sucedido en todos los aeropuertos del mundo.
Todo es admirable, construido en muy poco tiempo, es de los más modernos en el mundo, cuenta con tres pistas, de las que dos son para uso civil y una para uso militar. Lo extraordinario o extraño es la respuesta del panismo, que sufre un ataque de rabia al comprobar el éxito del señor presidente Andrés Manuel Lóez Obrador.
Sin embargo, esa rabia no hace daño más que a los que la padecen, no es como la rabia de los perros, que sí es contagiosa, esta no. Es más, ni molesta.
Ahora bien, esto fue así en lo tocante al aeropuerto, no imaginamos lo que hará el panismo cuando el año entrante el presidente inaugure la refinería de Dos Bocas y se terminen de modernizar y optimizar las seis que los gobiernos anteriores dejaron en el abandono. México empezará por tener una de las gasolinas más baratas del mundo y en vez de exportar petróleo exportará gasolina y demás derivados del llamado oro negro, esto,claro, después de cubrir por completo la demanda de combustible en el territorio nacional. El siguiente paso será lograr la autosuficiencia en gas. Ya todo está programado, vamos a ver entonces qué dice el panismo a través de sus voceros Loret, López Dóriga, Gómez Leyva, Brozo, Luis Cárdenas, Televisa y TV Azteca.
A todo esto hay que agregar que el nuevo orden mundial está cercano, después que Rusia, China y los países de EuroAsia acordaron dejar de usar el dólar americano para pagos en el comercio internacional.Cada nación y cada región usará sus monedas después del fracaso del dólar, el que, por cierto, este martes tuvo una nueva caída por octavo día consecutivo y el peso se ha fortalecido al grado de que ya no está en 22 por dólar como hace semanas, hoy cerró en 20.25 pesos por cada billete verde. México avanza y esto molesta y provoca rabia al prianismo, que se niega a desaparecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.