Horacio L. Zamudio/Noticias y Análisis/

Las grandes marchas y el

México de ayer y de hoy

Una manifestación sin precedente la de ayer en la ciudad de México, en apoyo de la 4T. No se trató del INE ni de respuesta a la pequeña marcha que  realizó en fecha reciente la oposición.

Esta vez fue para celebrar los logros de la 4T con López Obrador como presidente, quien demostró de nuevo su gran popularidad.

Dos marchas más hay en el antecedente: primero, la de 1911, con Francisco I. Madero al frente; la siguiente, cuando Lázaro Cárdenas expropió el petroleo. En las dos ocasiones el zócalo se llenó hasta el tope, como ahora con López Obrador, aunque esta vez la asistencia fue mayor.

Dos cosas han quedado en evidencia: la enorme popularidad del presidente y el fracaso de la prensa, centrada en crticar, cuestionar y atacar al primer mandatario de la nación, lo que significa que esta no tiene credibilidad.

Pero, nos refefimos líneas arriba a los logros de este gobierno, ¿cuáles? preguntarán desde la raquítica oposición. Veamos:

En ocasión de la pandemia que tanto afectó en el mundo, el gobierno mexicano no contrató deuda para enfrentar la situación y adquirió 250 millones de vacunas para inmunizar a la población, con lo que se salvaron millones de vidas. Como todos sabemos, en cualesquier régimen anterior el gobierno se habría endeudado con 15 o 20 mil millones de pesos, de los que la mayor parte hubiera servido para que se enriquecieran más los prianistas que gobernaban.

La inflación se ha contenido pese a que en el mundo se ha disparado: 12 por ciento en Estados Unidos, 24 por ciento en promedio en Europa, en México llegó en un momento dado a nueve puntos y ya bajó a 8.5.

En materia de economía en los primeros nueve meses de este año en México creció 4.7 por ciento, mientras en Estados Unidos 0.9 por ciento y la desaceleración es tal que el país vecino está al borde de la recesión, lo que significa cero crecimiento, lo que de ningua manera afecta a México porque si bien las relaciones comerciales con Estados Unidos son muy grandes, no hay dependencia como sí la hubo antes de 2018 y ahora el comercio exterior se da en gran medida con los países asiáticos y europeos, es que ahora sí se trabaja con honestidad en el gobierno federal, aunque en gobiernos locales se haga todo lo contrario. En los gobiernos de Peña Nieto y Calderón, por ejemplo, México importaba gas de España, ¿y sabe usted qué?, España no produce gas, lo compraba a otras naciones y luego revendía el combustible a México, un gran negociazo con millones de dólares que se repartían los participantes en esa transa. Ya no.

Cuando López Obrador era candidato la prensa aseguraba que si ganaba la Presidencia, en el primer año de gobierno el tipo de cambio llegaría a 35 pesos por dólar.. La realidad es que cuando este gobierno inició el dólar estaba en 22 pesos y ahora, en este momento RECESION está en 19.35.Primera vez en la historia que el dólar se devalúa frente al peso mexicano.

La inseguridad. Todos sabemos y lamentamos el ambiente de violencia que existe en la mayor parte del territorio nacional, pero esta no empezó en el actual gobierno, comenzó durante el gobierno de Felipe Calderón y creció tanto que echó raíces, haciendo más difícil el combate a la delincuencia organizada. Recordamos que los responsables de mantener la seguridad pública en los gobiernos de Calerón y Peña Nieto están en la cárcel en Estados Unidos por su complicidad con poderosos narcotraficantes, a los que cedieron territorios para que hicieran lo que quisieran y secuestraban, mataban y desaparecían personas en la mayor impunidad. Adquirieron tanto poder, armas y vehículos que al parecer nada los para, de ahí el problema para dominarlos, pero se está haciendo. Cada vez son menos y su poder de destrucción y muerte disminuye.

La población lo sabe y reacciona con entereza y frialdad ante una raquítica oposición que en vez de proponer sólo insulta y ante unos medios de comunicación que no convencen. México ya es otro, está entre lass nueve naciones más fuertes en el mundo en materia económica, el tercero entre los países miembros de la OCDE y avanza gracias a la 4T, gracias al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *