Horacio L. Zamudio/Noticias y Análisis

LAMARQUE, COMO MARISCAL,

EN ABIERTO RETO CON LA 4T

Al sur de Ciudad Obregón se halla la colonia Valle Dorado,  fundada en 1985 con viviendas vendidas a trabajadores bajo el régimen del Infonavit.

En la administración 2018-2021, presidida por Sergio Pablo Mariscal la colonia empezó a sufrir derrames de aguas negras, aguas de drenaje, pues,  altamente contaminantes sin que el problema fuera atendido. En la actualidad las cosas están peor, mire usted:

A las fugas de aguas negras se suman las calles destrozadas sin que el gobierno municipal resuelva la situación. Dirán los «periodistas» del celular que cobran en Tesorería Municipal, que no es verdad, que las obras de pavimentación y de cambio de redes de drenaje ya empezaron y se están ejecutando con prontitud aunque la  realidad sea muy diferente.Veamos:

En estos días se termina de pavimentar con concreto la calle Pascola, última calle de la Valle Dorado al sur, una calle secundaria de muy  bajo tráfico pero colinda con un terreno de uso agrícola propiedad de Mario Sánchez Ruiz, quien tiene en esa arteria una  gasolinera y mantiene un  proceso para la venta de parte de ese terreno al Ayuntamiento, entidad que proyecta destinar ese lugar para la apertura de una  planta maquiladora pero como el terreno tenía a un costado una calle tan destrozada como las demás de la citada colonia, el alcalde ordenó pavimentarla con concreto y por supuesto ahora el terreno tiene un mayor precio y el más beneficiado es el señor Sánchez Ruiz, muy cercano a Lamarque Cano y a la esposa de este, Patricia Patiño Fierro.

Calles como Paseo de las Palmas, Valle del Trigo, y Valle Dorado, que registran el mayor tráfico, se mantienen en el abandono, el pavimento destrozado e inundadas de aguas negras y respecto a esto último cabe una observación: el 30 de octubre acudió después de mútiples reclamos, un equipo de Aquatech y numerosos trabajadores al servicio de OOMAPAS, supuestamente acabaron con los derrames de aguas negras, pero la «solución» se observó sólo cinco días, al cabo de estos brotaron otra vez esas aguas contaminantes y hasta la fecha, un mes después, siguen contaminando el lugar, pero eso sí, se está a punto de terminar la paimentación con concreto de la calle Pascola, la que separa la colonia de los terrenos de Sánchez Ruiz, el que estará muy contento de ver que sus terrenos han subido de valor gracias al alcalde Lamarque Cano, muy dado a arreglar calles y avenidas de la zona norte de la ciudad, una zona netamente residencial, pero olvida los asentamientos populares. Está al servicio de los fifís, pues, porque ya se siente uno de ellos y la empresa propietaria de los aquatech, de la famiia Lamarque-Patiño, eso sí, cobrando tranquilamente dos mil pesos por hora de trabajo al rentar esos equipos de OOMAPAS.

Otra de Lamarque Cano es que anunció ante regidores y ante sus «periodistas» que se licitará la prestación del sevicio de alumbrado público, lo que no dijo es que bajo la mesa ya hizo su negociación y la empresa privada que se hará cargo de ese servicio se llama EMCO (Efficience Matters Corporation) y ya se hizo todo lo necesario para que esta sea la beneficiaria del contrato, ahora habría que ver bajo qué acuerdos se entregó el servicio a EMCO sin considerar a las demás empresas interesadas. Y que conste, el acuerdo para que la concesión sea para EMCO se realizó en Hermosillo, en palacio de gobierno estatal.

El anterior alcalde, Sergio Pablo Mariscal se distinguió por dar la contra en numerosos renglones al gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador y el actual, Carlos Javier Lamarque Cano lleva la misma línea seguida por Mariscal Alvarado, haciendo a un lado los preceptos de no mentir, no robar y no traicionar, pese a que Mariscal Alvarado es considerado el peor alcalde en la historia de Cajeme y si Lamarque sigue sus pasos, pues…      

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *