Horacio L. Zamudio/Noticias y Análisis

SOLUCIONES DE A MENTIRITAS

CON LAMARQUE EN CAJEME

Obras que deben ser investigadas al menos por Contraloría son las que se realizan al sur de la ciudad. Mire usted:

El 30 de octubre de este año y después de múltiples protestas por parte de vecinos de las colonias Valle Dorado y Villafontana OOMAPAS procedió a atender las denuncias provocadas por fugas de aguas negras en la vía pública.

Entre las calles destrozadas, hoyancos y baches de todos los tamaños, el agua del drenaje, excrementos que no sólo invaden el área de ambas colonias sino que ponen en peligro la salud de la población.

Y bien, como decíamos, el 30 de octubre por fin OOMAPAS Cajeme acudió al lugar, con Luis Castro, director de la paramunicipal, al frente. Luego de unas seis horas dejó de manar el agua negra, el problema se acabó, pensaron todos, y así fue, pero sólo por cinco días, ¿sabe usted por qué?

Porque el equipo denominado aquatech absorbió el agua contaminada y se la llevó lejos, pero no se cambió la tubería, así que cinco días más tarde brotaron otra vez las aguas negras. O lo que es lo mismo, no hubo arreglo, sólo se limpió el área y el agua contaminada salió a la superficie de nuevo y así hasta la fecha, sigue fluyendo en la esquina de Paseo de las Palmnas  y Paseo Miravalle y en varios sitios cercanos. Se trató, pues, de una solución de a mentiritas.Y algo más…

Mientras se «arreglaban» las fugas de aguas de drenaje en ese y otros sitios del área, iniciaba la pavimentación con concreto de la última calle al sur de la Valle Dorado,  calle que colinda con un terreno de 90 hectáreas propiedad ya no de Mario Sánchez Ruiz sino de su hermano Víctor José Sánchez Ruiz. El de nombre Mario negociaba con el alcalde Javier Lamarque Cano bajo el amparo de su nombramiento, o decir, de asesor del gobernador Alfonso Durazo Monrtaño. Se puso en marcha la pavimentación con concreto y se renovaron las redes de agua y drenaje, además que se reconstruyeron las banquetas, pero sólo allá, en la última calle.

El argumento del alcalde es que se pavimentó con concreto porque será la vía para ingresar y salir de un parque indistrial que está por construirse en los citados terrenos, cuya compra ya fue acordada por el alcalde, sólo falta que se apruebe en sesión de cabildo, resultado todo esto de las negociaciones entre Mario Sánchez Ruiz y Lamarque Cano.

De este modo el alcalde mandó el mensaje que se estaba atendiendo a toda la colonia Valle Dorado y a la de en seguida, la Villafontana, con la «reparación» de las fugas de aguas negras en ambas colonias, en tanto que al sur de la Valle Dorado se pavimenta con concreto con la idea de un parque industrial que generará miles de fuentes de empleo, aunque todo esto sea a costa de la salud de la población.

Pero en todo lo que se hace siempre hay uno o más ganadores: por una parte gana la familia Sánchez Ruiz y por el otro gana también la familia propietaria de los equipos aquatech que cobran nada más y nada menos que dos mil pesos por hora de trabajo. Y gana el alcalde. Se pavimenta con concreto la calle de acceso a un parque industrial que aún es sólo un proyecto y se deja entre las aguas negras a los habitantes de las dos colkonias citadas y esto sin citar que se encuentran destrozadas al grado de que no permiten bacheo ni recarpeteo por las condiciones en que se hallan, deben ser repavimentadas.

Cinco escuelas existen sobre las calles Paseo de las Palmas, Valle Dorado y Valle del Trigo y como decíamos, el problena no es sólo las calles destrozadas sino el agua de drenaje en lla superficie. Respeto y dignidad demanda la población por parte del alcalde Lamarque Cano y hasta  ahora sólo ha visto desvergüenza. Hace negocios el alcalde mientras ignora la problemática que existe en materia de vialidad y salud pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *