Horacio L. Zamudio/Noticias y Análisis

EL PLAN B, EN MARCHA; LA REFORMA

ELECTORAL ES UN HECHO

El presidente López Obrador ya lo había anunciado, que tenía su plan B en lo que respecta a la reforma electoral, a partir de que la oposición se oponía a esa reforma y de antemano se sabía que votaría en contra. Y bien, ya se puso en marcha el plan B y los diputados votaron a favor, pero esto, ¿en qué consiste? Veamos:

En 2014 se reformó la Constitución en materia electoral y se dio autonomía plena al INE y como organismo autónomo empezó a derrochar recursos, sobre todo los milones que asigna a los partidos políticos  haya o no elecciones, lo que ha significa un gran negocio para los dirigentes de los partidos, aparte de que los directivos de ese organismo, argumentando que es autónomo se impusieron millonarios sueldos y millonarios bonos.

Con la reforma del plan B no se busca desaparecer el INE como denuncia la oposición, la idea es transformarlo para que sea democrático,  que ya no se destinen tantos millones a los partidos políticos, sólo en tiempos de elecciones; y que los directivos tengan sueldos justos, suficiente para que se ahorren 24 mil millones de pesos al año.

Con la reforma constitucional al INE de hace pocos años se fortaleció este organismno autónomo, lo que no se hizo fue reglamentar esa reforma y precisamente con el plan B se reglamenta la reforma constitucional y  el INE será un organismo democrático al servicio de la ciudadanía. Esto es lo que no han entendido algunos «expertos» analistas políticos, o sí lo entienden péro tergiversan el contenido y fin del propósito presidencial.

.Está también lo del régimen plurinominal, merced al cual en México tenemos 500 diputados federales, muchos más que en Estados Unidos, más 136 senadores. La idea es que habrá sólo 300 diputados y 96 senadores, mientras que en los congresos estatales se reduce también el número de legisladores y en los ayuntamientos el número de regidores. De este modo habrá más recursos para obras y servicios públicos.

Vienen mejores tiempos para el país, en tanto la oposición se desgasta con sus mentiras y ataques al régimen, cumpliendo con la idea de que cuando no hay argumentos hay que utilizar el insulto y es lo que hace, insultar sin límite, sin darse cuenta de que este es uno de los factores que tienen al borde de la desaparición a los otrora poderosos partidos como eran el PRI y PAN y que obliga a cambiar de estrategia también a los pequeños partidos que han caído en lo mismo, el MC, el PRD y algunos más que reptan por ahí en busca de migajas.

En la Cámara de Diputados se aprobó la reforma electoral, pasa al Senado y existen las condiciones democráticas para que también en esa instancia sea aprobada. Bien por México, bien por los mexicanos de bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *