Horacio L. Zamudio/Noticias y Análisis

CAE EL CHAPITO GUZMÁN,

ALERTA EN SINALOA Y SONORA

Culiacán, Sin. 5 de enero.- Ovidio Guzmán López, hijo del Chapo Guzmán, fue aprendido por elementos del Ejército Mexicano en las inmediaciones de Culiacán y mientras era internado en una celda en alguna prisión de la que se desconoce su ubicación, numerosos sicarios hacen estallar la violencia en diversos lugares de la entidad, previéndose que sus acciones trasciendan hasta Sonora.

Tras la captura del narcotraficante los sicarios atacan civiles, despojan de sus automóviles a quienes encuentran circulando en las calles de las principales ciudades sinaloenses y secuestran personas.

Por lo anterior se hace un llamado a evitar salir a la vía pública, en tanto que las oficinas de los gobiernos estatal, federales y municipales permanecen cerradas, se informó a los empleados que deberían quedarse en sus casas y a la población en general se le pide no salir a la calle.

En las carreteras Internacional se instalaron retenes en los que se revisan vehículos y a personas que ingresan o salen de Sinaloa.

Numeros aviones empezarona  aterrizar en los aeropuertos sinaloenses con elementos del Ejército y Guardia Nacional, así como de agentes policíacos especializados, mientras que esos aeropuertos permanecen cerrados a la aviación civil, por lo que no hay vuelos desde o hacia Sinaloa.

Se teme que los actos de violencia perpetrados por sicarios del clan Guzmán trasciendan hasta Sonora y podrían registrarse fuertes atentados en Navojoa, Cajeme, Guaymas, Hermosillo, Caborca, Altar, San Luis y Nogales, lugares donde todas las corporaciones de seguridad están en alerta máxima y autoridades recomiendan no salir a la calle.

En horas de la tarde se espera un informe oficial sobre la aprehensión y sus consecuencias por parte del gobierno federal.

En octubre de 2019 Ovidio Guzmán López fue detenido por elementos del Ejército Mexicano en Culiacán, pero por órdenes superiores fue puesto en libertad debido a que centenares de sicarios amenazaban con grandes masacres contra la población civil. Esta vez las autoridades siguen adelante con la aprehensión e instrumentan operativos para evitar mayores consecuencias. Personas y vehículos son revisados en busca de presuntos sicarios o simplemente personas armadas.

El gobierno estatal y gobiernos municipales están paralizados, no se trabajará durante este jueves y según las consecuencias la suspensión de labores podría continuar en lo que resta de la semana, todo con la idea de evitar más violencia, sobre todo contra civiles.

Dada la peligrosidad de Guzmán y su gente se prevé se acelere su extradición a Estados Unidos, donde es requerido por las autoridades de ese país donde se encuentra recluido de por vida Joaquín  Guzmán Loera, ampliamente conocido como Chapo Guzmán, padre de Ovidio Guzmán López, conocido como El Chapito, uno de los más grandes narcotraficantes de México pero que extiende su mercado de distribución y venta de drogas hasta gran parte de Estados Unidos, de ahí que sea requerido por el gobierno del vecino país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *