Horacio L. Zamudio/Noticias y Análisis MANUEL ESPINO Y EL SUPUESTO PACTO CON EL NARCO Corría el año 1997, el panismo estaba fuerte en Sonora con Adalberto Rosas López como el más probable candidato a la gubernatura, pero intervino el entonces gobernador Manlio Fabio Beltrones, dueño de todas las mañas, y Adalberto fue hecho a un lado tras comprobarse que en sus oficinas de campaña usaba una copiadora Xerox propiedad del gobierno del estado, entregada al equipo de Adalberto por Roberto Sánchez Cerezo, experto en fraude electorales. El asunto llegó hasta la dirigencia nacional del PAN y su líder en México Manuel Espino Barrientos. Adalberto informó que no sabía quién había prestado la copiadora, pensaba que alguno de sus simpatizantes lo había hecho, de haber sabido que era del gobierno estatal la hubiese devuelto de inmediato, pero bien, el daño ya estaba hecho, después se descubriría que todo fue una negociación de Espino Barrientos con Beltrones Rivera. Se celebró la asamblea estatal para elegir candidato a la gubernatura, a los simpatizantes de Adalberto se les negó la entrada al recinto de la asamblea, por lo que hicieron un gran escándalo justo a la entrada y entre empujones y gritos logró entrar Espino Barrientos, quien iba acompañado por Felipe Calderón Hinojosa y fue precisamente este quien, ya en el interior, miró a los que protestaban y haciendo una señal obscena les gritó: Nos la pelaron… Ya en el interior se dio el resultado de la negociación: fue electo candidato del PAN a la gubernatura Enrique Salgado Bojórquez, un panista desconocido aún en las filas de su partido. No obstante Adalberto Rosas ya había sumado a las filas del PAN a muchos miles de ciudadanos sonorenses y Salgado logró 180 mil votos en las urnas, pero el ganador fue el candidato del PRI, Armando López Nogales, el que ganó la gubernatura pero perdió Hermosillo, Guaymas, Cajeme, Navojoa, Etchojoa y otros municipios pequeños. También la mayoría en el Congreso, los ganadores fueron los candidatos del PRD, no del PAN ni del PRI, había mucho resentimiento contra la dirigencia del PAN y del PRI. Los triunfadores reales fueron Manlio Fabio Beltrones y Manuel Espino Barientos. Pero, ¿por qué recordar esos hechos en esta ocasión?, muy fácil llega la respuesta, es que ahora resulta que Espino Barrientos, que no es del PAN ni del PRI ni de MORENA, anunció en conferencia de prensa que fue designado intermediario para pactar entre el crimen organizado y el presidente Andrés Manuel López Obrador. El presidente, en cuanto se enteró de ese desaguisado aclaró que no es cierto, que no busca negociar con los criminales y Espino Barrientos no trabaja con él. Jamás pactará, dijo el presidente, con el crimen organizado, o lo que es lo mismo, la estrategia del panismo está dirigida a confundir en base a mentiras y para esto utiliza a personas que si bien tuvieron sus lugares en la política nacional, hoy son sólo instrumentos fácilmente manejables a cambio de vaya usted a saber… Qúe sucia es la política, me decía un amigo luego de platicar sobre este asunto, pero no, le aclaré, la política no es sucia, es una ciencia, los cochinos son los políticos como Felipe Calderón, Manlio Fabio Beltrones, Espino Barrientos, Claudio X. González y algunos más, personas sin seriedad, sin escrúpulos, sin vergüenza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *