Horacio L. Zamudio/Noticias y Análisis
CAJEME DE MAL EN PEOR
No se trata de que se vea bonito el sector, lo que urge es resolver el problema derivado de las fugas de aguas de drenaje que corren libremente en las colonias Valle Dorado y Villafontana.
Se anuncia que se hará una inversión millonaria más en la laguna del Náinari, con lo que mejorará, se dice, el paisaje en ese lugar, sólo que en colonias como las mencionadas no se busca mejorar el paisaje, lo que es urgente es que se dé solución inmediata a la contaminación.
En el cucero de las calles Paseo de las Palmas y Paseo Miravalle existe una gran laguna negra, con los consabidos malos olores y el riesgo de contraer múltiples enfermedades infecciosas porque esa laguna es de aguas negras que emergen no sólo de ese sitio sino de diversas fuentes, pero todas coinciden en la citada esquina, y un hecho más, mire usted:
El lunes 31 de octubre acudió personal de OOMAPAS Cajeme a atender el problema, numerosos trabajadores municipales y el equipo de Aguatech, durante el día «repararon» la fuga de la red de drenaje en Paseo de las Palmas y Miravalle, pero cinco días después resurgió el mismo problema y hoy ya están las aguas negras con todas sus consecuencias afectando a las familias de las colonias Valle Dorado y Villafontana. ¡Cuánta desvergüenza del gobierno miunicipal!
Un pequeño detalle más:
Ha trascendido por información de personal del gobierno municipal que el equipo Aquatech es propiedad de la familia Patiño, específicamente de Paticia Patiño Fierro, esposa del alcalde Javier Lamarque Cano y confirmamos que cobra dos mil pesos por hora mientras ese equipo trabaja, aunnque no logramos comprobar su propiedad pero seguimos con la investigación pese a los obstáculos que nos ponen. Un gran negocio, porque hace como que trabaja y lo que hace lo hace mal. En estos momentos, por ejemplo, ya debe intervenir el equipo de Aquatech de nuevo, después que OOMAPAS pagó no menos de 30 mil pesos por un día de labores a la persona propietaria del Aquatech, lo que no es otra cosa más que corrupción descarada.
Aún así, desde los gobiernos estatal y municipal nos hablan de una fuerte inversión para hermosear la laguna del Náinari, mientras que en las colonias Valle Dorado y Villafontana como en muchas más, sólo quieren los vecinos se acabe con tanto foco de infección y sobe todo, se acabe con la corrupción. Y pronto habrá más pruebas de lo que la ambición desmedida de los Patiño Lamarque o Lamarque Patiño es capaz: la inversión pública en las vías de acceso a la isla Huivulai, de la que una parte pertenece a los Patiño, renglón en el que se están poniendo de acuerdo con el gobierno municipal de Benito Juárez. Recursos públicos que deberían ser destinados a arreglar las calles y reparar las fugas de aguas negras, no para respaldar un negocio privado.
Y los hay que aseguran que la administración municipal más ineficiente y corrupta en la historia de Cajeme fue la Sergio Pablo Mariscal, pero, como se dice por ahí, la actual no canta mal las ranheras. La ambición es buena pero también tiene sus límites y lo que vemos es que conforme pasa el tiempo Cajeme va de mal en peor y no se trata de un partido político, MORENA en este caso, sino de quienes se han servido de la imagen de un presidente como Andrés Manuel López Obrador para hacer de las suyas. Una cosa es el presidente de México y otra muy diferente lo que hacen algunos cuya ambición no tiene límites. Mi reconocimiento en lo personal para el presidente López Obrador, mi decepción por lo que en Cajeme hace el gobierno local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *