Horacio L. Zamudio/Noticias y Análisis
Se canceló el contrato
después de 20 años
Los panteones de Cajeme están a su máxima capacidad y no se ha creado ni uno más desde 1997 debido a que el gobierno municipal signó un contrato de exclusividad con la empresa Cementerios del Norte, con lo que se comprometió a no construir ni un panteón, esa empresa es la única que puede hacerlo, o podía, porque el viernes se canceló esa exclusividad en sesión de cabildo, algo en lo que desde este espacio hemos insistido, pero bien, el contrato empezó cuando era alcalde Javier Lamarque Cano y termina cuando este es alcalde por segunda vez. Veamos:
Fue en 1996, era alacalde Raúl Ayala Candela y se acercó el gobierno municipal el propietario de la empresa Cementerios del Norte César Martín Ahumada López, quien propuso la firma de un contrato de exclusividad, de modo que si el Ayuntamiento pretendiera crear un panteón no podría hacerlo por la sencilla razón de que la citada empresa tendría la exclusividad., si acaso se permitiría ampliar los panteones ya existentes pero no abrir otro. El gobierno de Ayala Candelas no aprobó, no cayó en el juego sucio, pero en 1997 llegó a la Presidencia Municipal Javier Lamarque Cano y las cosas cambiaron.
El empresario se acercó al secretario del Ayuntamiento, Ascención López Durán y después de breves encuentros en palacio y fuera de este sitio Lamarque Cano dio el Sí y el 14 de octubre de ese 1997 se firmó el contrato de exclusividad. Nadie puede crear un panteón en Cajeme si no negocia primero con la empresa Cementerios del Norte, de César Martin Ahumada López.
La concesión se otorgó por 20 años y después de este tiempo todos sabemos cómo se hallan los panteones cajemenses. Se han hecho ampliaciones en aquellos que lo han permitido, otros como el de Pueblo Yaqui, por citar un ejemplo, no puede ser ampliado y ya no caben más cuerpos allí, el panteón está rodeado de viviendas, incluso le llaman a ese lugar colonia Miramuertos.
Ahora, en sesión de cabildo celebrada el viernes se canceló el contrato de exclusividad, por fin, un contrato que entró en vigor cuando era alcalde Lmarque Cano y se cancela siendo alcakde este mismo. Tuvo 20 años para pensar. Pero aún hay más sosbre este asunto, mire usted:
En 2017, al vencerse el contrato de exclusividad, o sea 20 años después, Ahumada López se acercó a negociar con el secretario del Ayuntamiento, Saúl Benítez Maldonado, este abordó el asunto con el alcalde Sergio Pablo Mariscal Alvarado y Benítez Maldonado dio instrucciones al regidor Emeterio Ochoa para que en sesión de cabildo expusiera el tema y hablara de la «necesidad» de que se ampliara por otros 20 años el derecho de exclusividad y así se hizo, se firmó otro contrato por 20 años más, tiempo en el que sólo la empresa Cementerios del Norte podría abrir uno o más panteones.
Sin embargo, dadas las condiciones en que se hallan los paanteones, en los que hay que extraer restos de cadáveras para sepultar otros y las exigencias económicas de la empresa Cementerios del Norte y ante el riesgo de una crisis en ese plan, el sesión de cabildo celebrada el viernes se canceló el contrato entre el Ayuntamiento y la empresa Cementerios del Norte, o lo que es lo mismo, el alcalde Lamarque Cano necesitó poco más de 20 años para pensar en que el contrato que firmó en 1997, no era conveniente y sí era abusivo, al margen de los beneficios personales que haya recibido en 1997 y los beneficios que haya recibido Mariscal Alvarado, así como López Durán y Benítez Maldonado por sus gestiones de convencimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *