Horacio L. Zamudio/Noticias y Análisis
Sin pruebas, está perdida
Al reportero lo respaldan loss hechos, sin ellos está perdido… Palabras de don Julio Scherer García, un grande del periodismo mexicano, al que he recordado a propósito del libraco ese que ha publicado una tal Elena Chávez González, en la campaña contra el presidente López Obrador.
Entrevistada por la prensa convencional el lunes aceptó que su obra no es de investigación ni de pruebas ssino un simple testimonio de que ella conoció tras escuchar conversaciones de personas allegadas a la campaña por la Presidencia (en 2017) del hoy presidente.
En ese entonces era esposa de César Yáñez Centeno, miembro del comité de campaña de López Obrador y actualmente es subsecretario de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos de la Secretría de Gobernación. Se divorciaron y ella aseguró que se arrepentiría de eso y hora escribe ese libro sin fundamentos ni argumentos y como ella reconoce, sin pruebs, se limitó a escribir lo que casualmente había escuchado o creyó escuchar.
El Rey del Cash ha llamado a su libro, mismo que sólo es un bodrio. ¿Cómo creer sin pruebas y sin hechos? ¡Ah!, pero la derecha ya lo adoptó como una prueba de corrrupción, cuando que ella ha reconocido que lo hizo sin pruebas y sin investigar y que conoció de lo que aborda, sólo de oídas.
Una pueba más, eso sí, de la bajeza de la oposición que ya está regalndo copias de ese libro a cuantos lo solicitan únicamente porque el blanco de los ataques es López Obradorr, pero como escribiera en Los Pesidentes don Julio Scherer, al reportero lo respaldan los hechos, sin ellos está perdido. A esto hay que agregar que tratándose de un libro con mayor razón deberían existir pruebas, no dichos.
Pruebas, pide el presidente, pruebas piden todos los lectores, sin ellas la que escribió ese libraco está perdida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *