Horacio L. Zamudio/Noticias y Análisis
Un mal gobierno no se traduce sólo en
falta de obras y servicios, también mata
Durante agosto se registraron seis casos de dengue en Cajeme, en septiembre la cifra se disparó a 54, esto, de acuerdo co datos de la Secretaría de Salud.
El mosco transmisor se reproduce en aguas limpias y estancadas y como es común en Cajeme las fugas de aguas abundan en la ciudad y resto del municipio.
Lo curioso, o maldición podríamos decir, es que el gobierno municipal trata de defenderse y argumenta que las fugas son de aguas negras, o sea aguas del drenaje sanitario y que el dengue es culpa de las lluvias, no de los derrames de aguas que parten de las redes de agua y drenaje.
La demanda de atención en clínicas y hospitales se ha disparado, al grado de que ya se pidió el apoyo de la Cruz Roja, a la que se le ha solicitado ponga mucha atención ante los posibles casos de dengue.
En Cajeme, según información de Salud, el mayor número de casos de dengue se registra en las comisarías de Cócoit, Pueblo Yaqui y Tobarito y pese a los anterior nada está haciendo el gobierno municipal por acabar con los encharcamientos. Enormes lagunas se observan en sus calles, como en Obregón, pero la atención está puesta en el relleno de baches, lo que se est á publicitando como si fuera una maravilla.
OOMAPAS Cajeme es la entidad encargada de acabar con las fugas de aguas limpias y negras, pero desconocemos qué hacer porque nos consta cómo hay denuncias de fugas de las redes de agua y denaje y no son atendidas.
A como están las cosas pronto empezarána a multiplicarse los casos de dengue y por ende, las muertes por este concepto, problema que tratarán de resolver con discursos, por eso afirmamos que un mal gobieno no es sólo aquel que no realiza obras, sino también que mata por no atender los servicios que se supone brinda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *