Horacio L. Zamudio/Noticiasy Análisis

El PRI agoniza

El PRI agoniza

En momentos en que el PRI agoniza se realiza un esfuerzo para tratar de que encaje de nuevo en la sociedad sonorense. Rogelio Díaz Brown es ahora su dirigente estatal, dirigente de un partido sin bases, sin militantes y con una larga historia negra.

Sobre Díaz Brown, ¿qué hay que decir?, bueno, fue candidato a la Presidencia Municipal de Cajeme en 2012 y como tal obuvo 108 mil votos a favor, cifra sin precedente y que incluso hasta la fecha nadie ha logrado igualar, pero ¿de verdad era o es tan popular Rogelio Díaz Brown? Mire usted:

En 2012 el priísta competía contra la candidata del PAN Eloísa Flores García. una persona sin presencia en el pueblo ni en el ambiente político.

Ese primer domingo de julio de 2012 la ciudadanía empezó a llegar temprano a las urnas, como  siempre, para evitar el calor del mediodía, todo transcurría en paz y así fue hasta cerca de las seis de la tarde, hora del cierre. Empezaron a registrarse algunos  movimientos extraños y mientras unos operadores entregaban discretamente dinero a funcionarios de casilla, otros s encargaban de cargar con las urnas y en lo que se refiere a Ciudad Obregón, las urnas eran transportadas hasta el poblado llamado La Carabina, sede del operativo para el fraude electoral. En ese lugar eran rellenadas con votos a favor del candidato del PRI y surgió la preocupación en algunos porque se estaba exagerando, metían votos de más y podría generar sospechas, pero no hubo marcha atrás, se introdujeron boletas de votación sin medida. Por la noche las boletas eran contadas y sí que se exageró, se contaron 108 mil votos a favor del hoy presidente estatal del PRI.

Antes hubo rellenado de urnas para  hacer ganar a Óscar Russo Vogel en 1976, a Eduardo Estrella Acedo en 1982, pero nunca como ahora para hacer «ganar» a Díaz Brown. Se cayó en la exageración y el resultado fue una administración reconocida como una de las más corruptas en toda la historia de Cajeme.

Como presidente del comité estatal del PRI sabe que tiene a su encargo un partido agonizante y con una militancia errática cuyos miembros no buscan fortalecerlo sino las puertas para ingresar a alguno de los partidos de izquierda con Morena a la cabeza o al MC que se alimenta con las sobras del prianismo y de organizaciones como FRENA que carecen de futuro.

Más en fin, estamos en vísperas de entrar al teatro político en que abundarán las mentiras, traiciones, golpes bajos y todo lo que hace falta para que en la próxima contienda electoral el público ría a carcajadas y vea que sus candidatos no eran lo que se decía, sólo poducto de fraudes electorales.

Aquí en Ciudad Obregón ni modo de buscar a Rogelio Díaz Brown, al que tampoco se le puede encontrar en Hermosillo, el señor vive en Tucsón, Arizona. En Obregón tine negocios y propiedades, por ejemplo, unos meses antes de dejar la Presidencia Municipal compró un predio agrícola en ocho millones de pesos, ¿tanto así gana por concepto de sueldo un presidente municipal? Total, sueldo o «caíditos», para él es lo mismo, ahora es presidente del PRI Sonora, así lo bautizó Eduardo Bours a su tiempo, PRI Sonora, aunque se le nombre como PRI de Sonora, que para el caso es igual y más en la actualidad cuando se encuentra en terapia intensiva, a punto del último adiós.

Ahora bien y por último, ¿qué busca el priísmo? Como dijera José Alfredo Jiménez en una de sus canciones, que iba a sacar juventud de su pasado, el problema es que la idea es buena pero el compositor no nos dejó la fórmula para lograrlo y ya murió hace varios ayeres, ni manera de ir a buscarlo y preguntarle en su tumba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.