Los plurinominales

El régimen plurinominal surgió al aprobarse la iniciativa del entonces presidente José López Portillo, en 1977, con lo que desaparecieron los llamados diputados de partido, pero ¿cuál es su motivo de ser? Veamos:

El asunto viene a colación a partir de que se habla cada vez con más fuerza de la posible desaparición del régimen plurinominal y al hecho real de que México registra un muy alto número de diputados y senadores.

En Estados Unidos, por ejemplo, país con muchos millones más de habitantes que México, la Cámara de Representantes, que en México equivale a la Cámara de Diputados, tiene 227 y México 500, En lo que se refiere a senadores, en Estados Unidos son 100 y en México 128.

Ahora bien, de los 500 diputados que hay en México, 200 son plurinominales, personas por las que nadie votó pero allí están con todas las atribuciones de un diputado que ganó por mayoría de votos.

De acuerdo con el espíritu de la reforma política, creada por Jesús Reyes Heroles en 1977 y enviada a la Cámara por el presidente López Portillo, ningún partido político por sí solo podrá reformar la Constitución porque para esto se requiere del voto de al menos las dos terceras partes de los diputados, esto es, 334 diputados y si un partido, por muy popular que sea lograra ganar las 300 curules por mayoría de votos, no podría reformar la Carta Magna, a fuerzas necesita de los votos de diputados plurinominales, de ahí la importancia de las alianzas.

El régimen plurinominal es, pues, una especie de balanza electoral que no permite a un solo partido modificar la Constitución.

Ahora bien, cuando López Portillo envió la iniciativa lo hizo en momentos en que decía que México era tan rico que había que empezar a administrar la abundancia. Es que lo precios del petróleo se dispararon e ingresaron a nuestro país muchos miles de millones de dólares resultado de las exportaciones del llamado oro negro. De cien diputados que había, se pasó a 500, más del doble de los que hay en Estados Unidos.

Poco después de ponerse en práctica este nuevo régimen, el plurinominal, empezaron los abusos. Líderes priístas (entonces el PRI era el partido fuerte de México) registraron para diputados plurinominales a sus parientes, hijos, hijas, amantes, amigos y familiares en general aunque no tuviesen antecedentes de política ni de ser estudiosos del perfil social de México, pervirtiendo todo el sistema.

Ahora el presidente Andrés Manuel López Obrador ha anunciado que enviará una iniciativa que incluye reducir el número de diputados y senadores y acabar con el régimen plurinominal y lo cierto es que tiene razón. Tenemos diputados y senadores que ninguna falta hacen, que no aportan ningún beneficio y se dedican a darse la gran vida. Ya ave usted que tenemos en el Senado a una tal Lily Téllez, dedicada a atacar al señor presidente y lo hace día tras día, luego otra senadora, de nombre Sylvana Beltrones Sánchez, a la que nadie conoce en Sonora y ni residencia tiene en nuestra entidad, pero sí apareció con una cuenta en Andorra, donde tiene una inversión de más de 10 millones de dólares y lo peor es que cuando un reportero la cuestionó sobre ese dinero aseguró que ignoraba quién se los depositó. El otro senador es Arturo Bours Griffit, quien desde que asumió el cargo ha estado recorriendo Sonora, dando asesoría, promoviendo inversiones y realizando gestiones ante la federación y destaca por su trabajo analista sobre la problemática de Sonora y el país, pero es el único, las dos senadoras anteriores sólo han servido para enriquecerse y hacer campañas sucias.

Con cien diputados que tuviese México sería magnífico, no habría tanto despilfarro de recursos y una de sus ventajas, además, es que en los estados habría también menos diputados y en los ayuntamientos menos regidores. No hay necesidad de tantos y sí representan un gasto inútil y hasta ha servido para burlarse del electorado, como una diputada federal del Estado de México opositora a Morena que ante las críticas respondió con un “Sí, soy diputada pluri, ¿y qué?” mientras se alzaba la falda para enseñar las piernas. A ese grado ha llegado el sistema. Este sistema que está pronto a cambiar merced a la iniciativa que enviará a la Cámara el presidente López Obrador.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.