¿Por qué llegan primero los reporteros?

¿Por qué los reporteros llegan antes que la Cruz Roja e incluso que la Policía a los sitios donde se ha cometido un delito?, me preguntó un amigo. Le contesté:

Los miembros de la prensa, sobre todo de esa que centra su quehacer en la información policíaca, la nota roja, pues, no utilizan la libreta y la pluma, no, eso ya es anticuado, advierten, es más, por lo general no saben ni redactar un artículo, lo que usan es teléfono celular con el que graban imágenes y sonido y para llegar antes que la Policía y Cruz Roja es fácil: tienen equipos de radiocomunicación con las claves policíacas y así se enteran desde que se hace una denuncia.

La Policía, en estos casos y aunque parezca erróneo no lo es, espera unos minutos antes de acudir para evitar involucrarse en un enfrentamiento con el argumento de que el crimen organizado está mejor armado y es así cómo se anuncia un homicidio y la prensa del celular informa de cómo van llegando Cruz Roja y Policía.

Ya vienen, ya se acercan, anuncian y sí, después que han pasado los hechos arriban varias patrullas y los socorristas a brindar los primeros auxilios.

Tenemos el caso de un joven herido en fecha reciente: los sicarios le dieron un balazo en el vientre y le cortaron gran parte del cuello con un cuchillo y lo dejaron tirado en el piso con la seguridad que había muerto, pero el joven logró incorporarse y fue con un vecino a pedirle ayuda, eran las seis con 25 minutos cuando ese vecino habló al 911, de donde le ofrecieron que en unos momentos más llegaría la Policía y una ambulancia de la Cruz Roja. Pasó una hora y llegó la Policía y media hora más tarde arribó al lugar una ambulancia de la Cruz Roja, pero los reporteros del celular ya estaban allí desde temprano porque por la frecuencia de radio policial se enteraron y dieron cuenta del momento en que llegaba la primera patrulla y más tarde una ambulancia de la Cruz Roja. Fue entonces, una hora y media después, que trascendió  que además del joven herido otro muchacho yacía en el piso, cerca, muerto.

Todos se quejan de la prensa que hace del escándalo la nota principal, la misma Policía condena esa práctica, pero nada se hace para evitar que la frecuencia radial policíaca esté al alcance de cualquiera y lo cierto es que mucho se tiene que hacer en este renglón, el ambiente de criminalidad ha llegado a su punto más grave y hay psicosis, hay miedo en la sociedad merced en gran parte a la difusión que se da a la criminalidad.

¿Limitar a la prensa del celular sería atentar contra la libertad de expresión?, de ninguna manera, al final de cuentas, ¿qué beneficios obtiene una persona que se entera con las imágenes y sonido que se publican de un crimen? Ningún beneficio, sólo se satisface el morbo y el morbo no tiene nada que ver con la preparación intelectual y sí contribuye a brindar la idea de que vivimos en un ambiente de drogas, armas, secuestros y crímenes.   

El periodismo policíaco no es malo siempre y cuando se dedique a investigar y analizar los causales de la delincuencia, antes que exhibir cuerpos ensangrentados y destrozados. De otra manera sólo contribuye a generar más delincuencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.